¿Las croquetas provocan cálculos?

¿LAS CROQUETAS PROVOCAN CÁLCULOS?

Tu gato sufre de repetición consecuencia de la formación de cálculos urinarios. Tu veterinario te aconseja croquetas dietéticas adecuadas para tratar este problema, pero dudas: un alimento seco ¿no agravará el proceso? 

¡Claro que no! 

 Para Comprender mejor. 

  • Las croquetas siempre se han considerado las responsables de la formación de cristales y cálculos urinarios en el gato Es cierto que hacia 1970 nuestros conocimientos en nutrición felina eran todavía escasos; los primeros alimentos comerciales a la venta eran pobres en energía, demasiado ricos en magnesio y cereales, lo que contribuyó a favorecer la precipitación de cálculos de estruvita (fosfato amónico magnésico). 

Hoy en día los alimentos preparados para el gato son preparados para reducir al máximo el riesgo de urolitiasis (cálculos urinarios) en cada etapa de su vida. Por otra parte, existen gamas dietéticas en tarrina o croquetas, que deben ser prescritas por el veterinario, y que están formuladas para tratar las afecciones urinarias provocando la disolución de ciertos cristales presentes en la vejiga. De acuerdo con un estudio reciente (2003), más de uno de cada dos gatos presentaron urolitiasis sin haber comido nunca croquetas… ¿Por qué hacerlas responsables? 

 ¿Que puedes hacer? 

  • Si tu compañero goza de buena salud y se alimenta de croquetas, deja a su disposición permanentemente un bebedero con agua fresca que regularmente debes renovar para que se hidrate y evitar así que la orina se concentre. Selecciona croquetas de gama alta, muy digestibles y ricas en energía que minimizan las pérdidas de agua por vía fecal. Ofrécelas a libre disposición. 

 Para pasar de una alimentación denominada húmeda (tarrinas o comida casera) a una alimentación seca (croqueta), respeta siempre un periodo de adaptación de 1 a dos semanas (mezclando los alimentos) para que tu gato se acostumbre a realizar las tomas con mayor frecuencia. 

Si ya ha sufrido de cálculos urinarios, confía solo en la dieta prescrita por el veterinario, en tarrina o croquetas. Si tu gato consume poca agua, te aconsejo que humedezcas las croquetas.  

 “Entre nosotros” 

  • Debes saber reconocer los primeros síntomas de un problema vesical (cristitis, cálculos urinarios). Tu gato orina poca cantidad, pero muy a menudo y en ocasiones fuera de la bandeja, la micción parece dolorosa (encoge el dorso y gime), la orina es más oscura, se lame con frecuencia el orificio urinario, apático, y come menos. Si uno de estos signos aparece, consulta a tu veterinario.  

Referencia:  Autor: (L.Barlerin 2009)  Libro:“100 ideas falsas sobre el gato” 

¿LAS CROQUETAS PROVOCAN CÁLCULOS?

Tu gato sufre de repetición consecuencia de la formación de cálculos urinarios. Tu veterinario te aconseja croquetas dietéticas adecuadas para tratar este problema, pero dudas: un alimento seco ¿no agravará el proceso? 

¡Claro que no! 

 Para Comprender mejor. 

  • Las croquetas siempre se han considerado las responsables de la formación de cristales y cálculos urinarios en el gato Es cierto que hacia 1970 nuestros conocimientos en nutrición felina eran todavía escasos; los primeros alimentos comerciales a la venta eran pobres en energía, demasiado ricos en magnesio y cereales, lo que contribuyó a favorecer la precipitación de cálculos de estruvita (fosfato amónico magnésico). 

Hoy en día los alimentos preparados para el gato son preparados para reducir al máximo el riesgo de urolitiasis (cálculos urinarios) en cada etapa de su vida. Por otra parte, existen gamas dietéticas en tarrina o croquetas, que deben ser prescritas por el veterinario, y que están formuladas para tratar las afecciones urinarias provocando la disolución de ciertos cristales presentes en la vejiga. De acuerdo con un estudio reciente (2003), más de uno de cada dos gatos presentaron urolitiasis sin haber comido nunca croquetas… ¿Por qué hacerlas responsables? 

 ¿Que puedes hacer? 

  • Si tu compañero goza de buena salud y se alimenta de croquetas, deja a su disposición permanentemente un bebedero con agua fresca que regularmente debes renovar para que se hidrate y evitar así que la orina se concentre. Selecciona croquetas de gama alta, muy digestibles y ricas en energía que minimizan las pérdidas de agua por vía fecal. Ofrécelas a libre disposición. 

 Para pasar de una alimentación denominada húmeda (tarrinas o comida casera) a una alimentación seca (croqueta), respeta siempre un periodo de adaptación de 1 a dos semanas (mezclando los alimentos) para que tu gato se acostumbre a realizar las tomas con mayor frecuencia. 

Si ya ha sufrido de cálculos urinarios, confía solo en la dieta prescrita por el veterinario, en tarrina o croquetas. Si tu gato consume poca agua, te aconsejo que humedezcas las croquetas.  

 “Entre nosotros” 

  • Debes saber reconocer los primeros síntomas de un problema vesical (cristitis, cálculos urinarios). Tu gato orina poca cantidad, pero muy a menudo y en ocasiones fuera de la bandeja, la micción parece dolorosa (encoge el dorso y gime), la orina es más oscura, se lame con frecuencia el orificio urinario, apático, y come menos. Si uno de estos signos aparece, consulta a tu veterinario.  

Referencia:  Autor: (L.Barlerin 2009)  Libro:“100 ideas falsas sobre el gato” 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonEMERGENCIAS